jueves, 23 de junio de 2016

El cambio

Tuve que amoldarme a la nueva situación
sin haberlo pensado previamente,
sin haberme percatado de lo sucedido.

No tuve más remedio que olvidarte,
obligada por la sociedad,
aceptando lo que ocurrió.

Pero no creas que te eliminé de mi mente.
Eso nunca ocurrirá,
pues fuiste mío por un largo tiempo,
y en mi corazón dejaste marca.

Debo resignarme a mi actual situación,
aunque no quiera,
aunque no la merezca,
aunque comience una era
sin que tú estés a mi lado.

Eva Lermas Fernández

No hay comentarios:

Publicar un comentario