lunes, 16 de mayo de 2016

Sobre el SOP


Esta vez se hablará sobre una enfermedad bastante común entre las mujeres, aunque en la actualidad se han descubierto más casos sobre ésta: el Síndrome de Ovarios Poliquísticos (SOP).
A pesar de que muchas mujeres han sido detectadas con una edad avanzada, el caso actual es un mayor porcentaje de consultas en la adolescencia. Los síntomas por los que comienzan a preocuparse son, principalmente, reglas irregulares e hiperandrogenismo, es decir, un exceso de la hormona andrógena (de manera coloquial, la llamada hormona masculina, mientras que la femenina serían los estrógenos), que puede causar bello en varias zonas sólo expuestas por los hombres.

Aunque, como ya se ha mencionado, en la actualidad se han dado más casos sobre tal trastorno endocrino, en realidad sólo se considera un 7% de la población femenina en edad reproductiva. 

A pesar de que es confundida con los "ovarios poliquísticos", éstos son muy diferentes del "Síndrome de Ovarios Poliquísticos". Como bien nos explican en la Asociación Española de  Síndrome de Ovarios Poliquísticos (AESOP), esta primera definición consistiría en el mero diagnóstico ecográfico, lo que no conllevaría de manera automática tales síntomas. Sin embargo, el SOP es considerado un trastorno endocrino que se encuentra obligatoriamente relacionado con algunos de los tres principales síntomas: obesidad, anovulación e hiperandrogenismo. 

Resumiendo, "los O.P. tienen origen ginecológico, y el SOP tiene orígen endocrinológico (hormonal), lo cual implica una diferencia fundamental, dado que los tratamientos son diferentes. Los o.p., en caso de necesitar algún tipo de ayuda, con la ginecológica es suficiente, pero en el caso de las sop, necesitamos ayuda combinada endocrino y ginecólogo." (AESOP)

En una breve investigación sobre tal trastorno, he podido observar en un artículo bastante interesante, varios casos clínicos de pacientes con SOP. En resumen, la disfunción ovulatoria en mujeres adultas es definida por ciclos de más de 35 días y anovulación determinada por medición de progesterona entre los días 20 y 24. Esta definición no sería aplicable al grupo de las adolescentes, ya que dentro de los primeros cinco años postmenarquia hay una variabilidad mayor en la ciclicidad menstrual. Durante este período, los ciclos menstruales pueden durar entre 21 y 45 días. Posteriormente se van haciendo cada vez más regulares. (Paulina M. Merino; "Síndrome de ovario poliquístico: diagnóstico en la adolescencia", 2015)

Algunos otros síntomas que aparecen en pacientes con SOP es el acné o el hirsutimo, relacionados directamente con el hiperandrogenismo. Por otro lado, también es importante mencionar los casos de esterilidad en pacientes con SOP, puesto que los ovarios poliquísticos suelen óvulos de mala calidad. El hecho de ser estéril puede haberse convertido en mito al cabo de los años, ya que gracias a las mejoras sanitarias (in vitro, Omifin, etc) ya es posible, con seguridad, quedarse embarazada aun teniendo paciencia.

Por último, existe otra enfermedad asociada a tal trastorno, y ésta es la diabetes. Se ha comprobado que un porcentaje importante de las mujeres que tienen SOP tienen asociada una resistencia a la insulina, es decir, una dificultad a que la insulina haga su efecto en su cuerpo reduciendo la glucosa sanguínea. Esto no quiere decir que todas las mujeres con Síndrome de Ovarios Poliquísticos vayan a ser diabéticas, pero que efectivamente su probabilidad de serlo es superior a la de la mujer sin el síndrome. 

¡Pues esto es todo por hoy! Espero que os haya servido de gran ayuda esta información.



Eva Lermas Fernández

No hay comentarios:

Publicar un comentario