martes, 12 de enero de 2016

Tampoco

Puede que todo lo que pase sea por una buena razón. O simplemente, hay ocasiones en que las cosas ocurren por que sí. No todo fluye a nuestro antojo; la suerte debe estar de nuestra parte.

Pero, ¿y si ya estamos cansados de esta tempestad? Nos preguntamos frecuentemente, ¿cuándo va a pasar la tormenta? ¿Saldrá la luz?

Puede que el tiempo cambie a tu favor en un largo periodo. Pero piensa... ¿Debes actuar? ¿Cómo lo harías, entonces? ¿Saldrá bien?

Quien no arriesga no gana. Pero, a veces, quien arriesga tampoco.


Lara Evems 

No hay comentarios:

Publicar un comentario