miércoles, 6 de mayo de 2015

Carta de una nieta a su abuelo

En un día como hoy sobran las palabras. Siguen sobrando sentimientos, pues no deseo recordarte como algo perdido, algo ausente. Sobran esas sensaciones de tristeza, melancolía, y más faltan de alegría y de ilusión. Te tuvimos entre nosotros, te amamos y disfrutamos todo lo que pudimos. Ahora solo nos queda el recuerdo de un pasado feliz junto a ti. Inolvidable.

No puedo escribir mucho más que no se haya dicho ya. Tampoco me nacen las palabras que siempre he tenido para momentos especiales porque recuerdo como decías que yo era la escritora de la familia, que llegaría lejos. Te encantaba escucharme leer mis relatos, los concursos que gané, las dedicatorias que os regalaba a cada uno de vosotros por vuestro cumpleaños, vuestras bodas de plata u oro.

No... ahora no me salen esas palabras, porque todo lo que tuve que decirte ya lo dije. Todo lo que tenía que escribir ya lo hice, y se quedó guardado en una carta junto a ti para toda la eternidad.

Abuelo, ya sabes lo que te quería decir. Te leí y reflejé mis sentimientos un día como este el año pasado. Porque ese será nuestro secreto, ¿recuerdas? Siempre será nuestro secreto...

De una escritora a su lector,
De una gata a un gato,
De una nieta a su abuelo.

Lara Evems

No hay comentarios:

Publicar un comentario