martes, 14 de abril de 2015

La perfección

¿Dónde está la perfección? Creemos que todo es perfecto. Nuestra vida, nuestra familia, nuestras amistades, el trabajo. Pero no. Nada es perfecto. Siempre hay complicaciones, exaltaciones de valentía hacia una libertad que sabes que nunca vas a conseguir. La perfección no se resume en conseguirlo todo. En alcanzar tus metas, no. La perfección se va trazando con el camino, mientras vas limando tu alma hasta acomodarla finalmente. Nunca llegarás al final de tus objetivos, pues encontrarás otros que te motiven más o de distinta manera. Y, de nuevo, comenzará la traza del camino que creías haber construido.


No, nadie es perfecto. Nada es perfecto; porque como nos dice Hermann Hesse: Quienes se consideran perfectos es sólo porque exigen poco de sí mismos.

Lara Evems

No hay comentarios:

Publicar un comentario