miércoles, 11 de marzo de 2015

La novela histórica

La novela histórica es aquella que, aunque predomine un tema de ficción, refleja un momento histórico lejano (un mínimo de 50 años aproximadamente). En estas historias deben aparecer personajes, ciudades o sucesos ya existentes en el pasado, aunque no concuerden con los hechos reales. Tendremos, por tanto, que distinguir entre la novela histórica propiamente dicha, de la novela de ambientación histórica, la cual no se constituye de datos verídicos sino inventados.

Podemos afirmar que, a pesar de escribirse novelas en años anteriores que han sido adjuntadas al género “novela histórica”, éstas tienen su origen a mediados del siglo XIX. Cabe mencionar que en tal siglo surge la corriente cultural del Romanticismo, lo que provocará un auge importante que dará paso a la novela como género por excelencia.

Con Walter Scott (1771-1832) comienzan a publicarse una serie de novelas ambientadas en la Edad Media. Este tipo de novela, que obtuvo rápidamente una gran popularidad, respondía al deseo de nacionalismo y exaltación del pasado, propio del movimiento romántico. Durante este periodo, múltiples autores de Europa y América se lanzaron a la producción de novelas históricas. Por tanto, puede hablarse de autores como el francés Víctor Hugo, el italiano Alessandro Manzoni o el alemán Theodor Fontane. Seguida a la corriente romántica, surgió la realista, con la cual también se originaron diversas novelas históricas con autores como Flaubert.

Durante su origen, la novela ha pasado por diversos baches, aunque la mayoría de éstos han destacado por su triunfo y popularidad. Ésta ha ido acomodándose a los tiempos contemporáneos, evolucionando el género novelístico. Actualmente, la novela se encuentra en gran auge, predominando muchos temas sobre ésta: la policíaca, la sentimental, la histórica, etc. Temas históricos populares han sido los ambientados en la Edad Media o en épocas clásicas, como Las Memorias de Adriano, de Marguerite Yourcena, o Los pilares de la tierra, de Ken Follet.


Mientras tanto, en España, autores como Espronceda, Enrique Gil o Benito Pérez Galdós constituían las primeras pinceladas de la novela histórica con Episodios Nacionales, de Galdós (redactadas entre 1872 y 1912). Actualmente, después de la dictadura franquista, las novelas comenzaron a dar cabida con distintos temas, pues se instauró el gusto por narrar y divertir, más que por realizar crítica de la sociedad actual. Por ello, podemos encontrar obras en el siglo XX que se trata la guerra civil o la Segunda República española: Soldados de Salamina, de Javier Cercas. O temas históricos sobre la España del Siglo de Oro, como la serie El capitán Alatriste, de Arturo Pérez Reverte.

Aquí os dejo una tertulia interesante sobre la novela histórica:


Lara Evems

2 comentarios:

  1. Muy interesante. Sin duda como autor español Pérez Reberte es todo un referente...aunque su estilo es muy particular

    ResponderEliminar