martes, 3 de febrero de 2015

Tu piel escarlata

Como cuadro en fantasía observé,
Que tu ropa magia realizaba,
Volando entre dulces caricias,
Rozando tu piel escarlata.

Chispeante y eléctrica sensación,
Que tan provocativa me incitaba,
Tu hermoso busto calcinante,
Que tal agitación me despertaba.

Fogosidad inhumana,
Brío entusiasmado,
La impaciencia de dos amantes,
Que se habían enamorado.

Y el mástil del gran barco,
Que para navegar se acaecía elevado,
Tan talante y apasionadamente embriagado,
De manera vertical se había posicionado.

¡Oh vos! dueña de mi corazón,
¿Por qué tu cuerpo me seduce,
Me tienta fascinado,
Por una magia que me tiene atrapado?



Lara Evems

1 comentario:

  1. Me encanta el poema, muy bueno. Sigue así.

    ResponderEliminar