jueves, 5 de febrero de 2015

Delirios inimaginables

No tuve la oportunidad de conseguir ni un solo instante de tu vida. Tus risas, tus halagos y alegrías. Tus miedos y fantasías fueron los causantes de mi sufrimiento, a la vez que abarrotaban mi corazón de energía e ilusión. ¿Cómo pude pensar que tendría una sola oportunidad? Con tan solo mirarte mi piel se favorecía por un tono rojizo. Con tan solo observar tus movimientos, mi cuerpo se hallaría repleto de múltiples sensaciones. Tus labios, carnosos y sensuales, me provocaban delirios de emoción y amor con tan solo imaginar que se posarían junto a los míos. Pero sólo eran ilusiones; imaginaciones engañosas para mi pobre consciencia. Sueños que siempre desee, pero que nunca se cumplirían.

Lara Evems 

No hay comentarios:

Publicar un comentario