domingo, 28 de diciembre de 2014

Eres tú, dueña de mi alma

Ambiente mágico,
poseedor de toda melancolía,
rey de la ilusión y esperanza,
que aportas ficción y fantasía.

Eres tú, dueña de mi alma,
la que dominas mi cuerpo con tu danza.

Movimientos marginales,
son fruto de tus acordes;
armonía y calma,
ritmo y suavidad,
producen en mis oídos musicalidad.

Eres tú, dueña de mi alma,
la que dominas mi espíritu en conformidad.

Eres tú, música celestial,
la que me posee en cuerpo y alma con su tonalidad.


Lara Evems

No hay comentarios:

Publicar un comentario